Santa Misa en Peñablanca

NOTICIAS DE PEÑABLANCA

Este 6 de Mayo se realizó en el Santuario Montecarmelo de Chile, como todos los primeros sábados de cada mes, ya desde el 2 de julio de 1994, la Santa Misa presidida  por el Presbítero Rodolfo de la Cruz Soto. Esta Misa cuenta con la autorización del Obispado de Valparaíso y acuden fieles de distintas ciudades de Chile y también del extranjero.

IMG_6855 - copia

 

 

IMG_6865 - copia

Misioneros de Dios del mes de marzo 2017

 

 

Pinche arriba para descargar Revista

 

 

 

 

 

 

Editorial mes de Mayo de 2017- Padre Miguel Contardo E.

 

Fátima. Cien años

 

El 13 de mayo del 2017 se cumple un centenario de las manifestaciones de Nuestra Señora en la localidad de Fátima (Portugal), a tres pastorcitos humildes y piadosos, los cuales están en proceso de canonización.

Cerca de Fátima se encuentra la aldea de Ajustrel, en donde nacieron los tres niños: Lucía, Francisco y Jacinta, los dos últimos eran hermanos y primos de la primera.

Lucía era la menor de cinco hermanos y fue bautizada el 22 de marzo de 1907. Era la mayor de los tres videntes y la que más directamente trató con la Virgen.

Muertos ya sus dos primos ingresó en las Religiosas Doroteas en Pontevedra (España) y más tarde, con deseos de vivir más retirada del mundo, abrazó la vida de religiosa carmelita contemplativa. Hace algunos años murió en Coimbra.

Francisco y Jacinta eran hijos de Antonio do Santos y de Olimpia de Jesús. Francisco nació el 11 de junio de 1908 y Jacinta  el 10 de marzo de 1910.

Estos niños recibieron una formación bastante severa y desde muy niños se vieron obligados a trabajar para poder comer. Su trabajo consistía, especialmente, en cuidar unas ovejitas.

Francisco era jovial, simpático y muy agradecido. Le gustaba la música, las flores y, sobre todo, las estrellas. Normalmente él veía a la Virgen pero no le hablaba ni la oía. Corto sería su destierro en esta vida. El 4 de abril 1919, a los dos años de las celestes apariciones, volaba al cielo. Ha sido beatificado esperando que pronto el Santo Padre lo inscriba entre los santos.

Jacinta  era la menor de diez hermanos. Desde muy pequeñita era muy piadosa y sufría cuando le contaban los padecimientos de Jesús en su Pasión. Antes de morir dijo cosas muy bellas a su prima Lucía. Ella veía y oía pero normalmente no hablaba a la Virgen. El 20 de febrero de 1920, a sus diez años murió santamente.

A los tres, el 13 de mayo de 1917, en medio de una tormenta y mientras cuidaban el rebaño, después de haber rezado el Santo Rosario, se les apareció la Virgen  María vestida de blanco y les pidió que volvieran seis veces más  y que el mes de Octubre les revelaría quién era y lo que quería .

Les anunció que tendrían que sufrir mucho, pero que no se desalentaran que Ella les ayudaría. Les pidió que rezaran muchos rosarios, pero mejor que lo hacían hasta entonces.

Las apariciones se repitieron el 13 de cada mes. En todas ellas sucedía algo parecido: mientras rezaban el Santo Rosario, acompañados de más seguidores  que palpaban lo sobrenatural, se les aparecía María, hermosísima  y les invitaba a rezar con Ella. Después les comunicaba algunas cosas que han llegado hasta nosotros donde se manifiesta el deseo ardiente de la Virgen de que seamos almas de oración y que procuremos hacer sacrificios para unirlos a la Pasión de su Hijo.

De todas partes del mundo desde entonces, y cada día va en aumento, acuden a rezar a la Virgen, a recibir los Sacramentos y mejor vivir la vida cristiana. La Virgen de Fátima irradia desde allí sus gracias y bendiciones sobre toda la humanidad. Su Corazón Inmaculado y el Escapulario del Carmen han sido los instrumentos junto con la medalla de Peñablanca  que ha elegido para manifestarnos su amor

 

  1.  Padre Miguel Contardo E.

 

 

Consagración al Divino Querer de Nuestro Señor Jesucristo

Oh Divino Querer, sabiduría de Dios encarnada en Jesucristo nuestro salvador palabra eterna y santa, ilumina mi pobre inteligencia para comprender tus designios.

Haznos dóciles instrumentos de vuestras enseñanzas para iluminar con vuestra gracia los corazones dormidos de esta tu humanidad perdida y errante.

Que no temamos enfrentar los ataques de nuestros enemigos, el mundo , el demonio y la carne y que con la valentía que nos da tu gracia venzamos en todas las batallas para tu mayor y eterna gloria en el paraíso.

Danos la humildad para no caer en el error y la perseverancia de los santos para encontrarnos cara a cara contigo al final del camino.

Envíanos al Espíritu Santo para que nos consuele con la luz bendita para no desalentarnos.

Danos la paciencia que viene del cielo para soportar a los soberbios de nuestros tiempos. La pureza de alma y cuerpo que tanto agrada a vuestros ojos.

Envíanos al Ángel de la Concordia para que aprendamos a vivir unidos como hermanos. Que podamos enseñar a nuestro prójimo los mensajes de salvación que nos envías por medio de tu Santa Madre la Santísima y pura Virgen María.

Que no descansemos en proclamar sus mensajes por el mundo, pero por sobre todo que cada uno de nosotros nos impregnemos con estas enseñanzas dadas por tu Madre en el cerro bendito Montecarmelo.

Ayúdanos a ser dóciles para obedecer a sus mandatos, que no tengamos miedo de proclamar la verdad de Peñablanca a todos nuestros hermanos, para poder oh Divino Querer ser gratos a vuestra majestad y alegrar el Corazón Inmaculado de vuestra Santa Madre, clavado de espinas por la incredulidad de los hombres. Amen

titutlo

Introducción

Estimado lector: Tienes en tus manos un Resumen Informativo de las Apariciones acaecidas en Peñablanca, Quinta Región de Chile.

Entre 1983 y 1988 se suceden las apariciones de Peñablanca en Chile, “EL PAÍS QUE MÁS MAL ME HA RECIBIDO”, según dijo la Santísima Virgen. Jesús, los santos ángeles y en especial Nuestra Señora, traen, junto con su presencia, un mensaje para toda la humanidad que presentamos en estas páginas. Casi al entrar el invierno de 1983, el 12 de junio, domingo, tres muchachos suben de paseo al cerro El Membrillar que se eleva inmediatamente al norte de Peñablanca, junto a Villa Alemana, en la Región de Valparaíso, centro de Chile. Mientras dos de sus compañeros inhalan neoprén, el tercero, llamado Miguel Angel Poblete, molesto porque sus amigos lo han engañado diciéndole que iban a ir al cerro a andar a caballo, se separa de ellos inmediatamente, dedicándose a observar el paisaje de lomas y quebradas cubiertas de verde. Repentinamente una luz insólita lo ataja: una nubecita brillante gira sobre un espino al lado suyo. Asustado, corre pero lo detiene una voz suave y cariñosa que lo llama por su nombre: MIGUEL, MIGUEL ÁNGEL. Se vuelve y descubre, de pie sobre el arbusto, con pies descubiertos, una joven hermosísima. Sobre los hombros lleva un manto azul; cubriéndole la cabeza un velo blanco; colgaba de su cintura un Rosario. Ella es atrayente, amable, preciosa. Más asustado el niño exclama, “Ave María Purísima”, haciendo una cruz con los dedos. Sonriendo Ella agrega, SIN PECADO CONCEBIDA. Siente él un peso en el cuerpo que lo hace caer de rodillas. Está en éxtasis. La Señora le dice:

NO TEMAS, ÁNGEL, TÚ ME AYUDARÁS. Los otros jóvenes, aturdidos por la droga, desconcertados observan la escena viendo sólo a Miguel extrañamente hincado quien, con el rostro en alto, escucha una petición de Ella, QUE BOTEN ESA DROGA Y DILES QUE VENGAN. Sólo uno obedece por pocos momentos. PENITENCIA, PENITENCIA, agrega Ella mirando al cielo. Luego, REZAD EL ROSARIO. Termina el encuentro invitando Nuestra Señora, VUELVE MAÑANA.

Así se inician las maravillosas revelaciones de Peñablanca que transcurrieron durante cinco años, hasta el 12 de junio de 1988, manifestándose gran parte de ellas en este sitio pero también esporádicamente en otros lugares. Se pudieron contabilizar unas 480 apariciones, pero probablemente fueron más de 500

Después de la primera, generalmente se le avisaba cuando ocurriría la siguiente. Ello facilitó la asistencia paulatina de personas las que en dos ocasiones, sobrepasaron el número de100.000. Lo supo todo el país y la noticia se expandió por el extranjero. Desde los inicios los asistentes provinieron de los alrededores del sitio de las visiones. Pero a medida que los medios de comunicación y los testigos fueron difundiendo los sucesos, acudieron personas de todas las regiones del país y de naciones vecinas y lejanas tales como Argentina, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Honduras, Estados Unidos, Inglaterra, España, Japón y otros. Algunos llegaron sólo impulsados por la novedad, pero otros por el deseo de estar más cerca de Dios y de Nuestra Señora. Niños, jóvenes, mujeres, hombres, ancianos, enfermos, religiosas, sacerdotes y curiosos de toda índole. Los fenómenos ocurrieron a toda hora del día y de la noche. Se vio a millares de personas que, acompañando al vidente, hicieron numerosas vigilias de oración. El Monte se convirtió en un Santuario de Gracias tan inculto, por iniciativa propia pueda ser capaz de un contenido tan sublime y coherente.

Nuestra Señora explica su presencia:

HE VENIDO A SALVAR ALMAS QUE VAN A LA PERDICIÓN.

Más tarde, en otra aparición se escucha:

YO HE VENIDO A DARLE OTRA OPORTUNIDAD AL HOMBRE PARA QUE ESTÉN PREPARADOS PARA

LA SEGUNDA VENIDA DE MI HIJO.

¿Por qué los Mensajes de Nuestra Señora se han ocultado?

Ella repite:

LOS MENSAJES QUE HE DADO, SIEMPRE SE HAN OCULTADO. SEGUIRÉ DANDO LOS MISMOS MENSAJES QUE HE DADO EN FÁTIMA Y LA SALETTE, Y MUCHOS MÁS. MI CORAZÓN SE ENTRISTECE POR AQUÉLLOS QUE ESCONDEN MIS MENSAJES.